Elementos de diseño para inspirar la productividad

La apariencia de las aulas está cambiando para adaptarse a las modernas prácticas de aprendizaje.

A medida que los investigadores descubren nuevos conocimientos sobre la psicología del aprendizaje, más profesores están utilizando sus resultados para ajustar elementos de diseño y mejorar la experiencia en el aula.

En un aula moderna, los profesores a menudo pasan poco tiempo enseñando a los estudiantes.

En su lugar, actúan como mentores y proporcionan apoyo según sea necesario, mientras que los estudiantes se comprometen con su tema individualmente.

Utilizando una serie de enfoques educativos, estas experiencias prácticas de aprendizaje mejoran el enfoque de los estudiantes y las tasas de retención.

Estos son algunos de los avances más intrigantes que cambian la apariencia de las aulas en todo el mundo:

1) Centros de Aprendizaje Colaborativo

En el aula moderna, muchos estudiantes pasan tiempo trabajando juntos para encontrar soluciones creativas a las preguntas y problemas que un profesor  puede presentar.

Los pupitres escolares antiguos en ocasiones son difíciles de manipular para estos tipos de ejercicios de aprendizaje.

Hoy en día, muchos escritorios están diseñados para moverse fácilmente alrededor del aula para que el profesor pueda cambiar la configuración según sea necesario.

Mover los escritorios de actividad a actividad puede cambiar toda la experiencia de un entorno de clase así como la dinámica de aprendizaje.

2) Muebles que ayudan a aprovechar el uso del espacio

Un centro de mesa para realizar trabajos y que además ayudan a aprovechar el espacio es aquel que sea práctico y que proporciona a los estudiantes las herramientas necesarias para explorar conceptos prácticos.

Un mobiliario de este tipo puede contener herramientas apropiadas para su edad, tales como impresoras 3D, suministros de hardware, suministros electrónicos y materiales de construcción.

Los estudiantes pueden usar estos centros de clase para explorar conceptos, aplicar soluciones creativas y descubrir cómo se aplican las teorías para trabajar en el mundo real.

Los espacios de trabajo sólo están limitados por la imaginación del profesor  o del estudiante.

3) Espacios flexibles

Las aulas que son lo suficientemente grandes pueden tener espacios flexibles que cuentan con mesas más grandes, estanterías, u otros elementos de diseño.

Un profesor puede mover ciertas actividades en un espacio específico para eliminar distracciones potenciales del ambiente de aprendizaje y relacionarse con los estudiantes de una manera diferente. Estas áreas pueden incluso apoyar actividades físicas ocasionales que los profesores usan para mantener a los estudiantes enfocados en una actividad asignada.

Muchos espacios flexibles son áreas casuales, incluyendo áreas de trabajo, cubículos y rincones para el tiempo de lectura personal o la realización de una actividad individual.

4) Asientos ergonómicos y activos

Los estudiantes a menudo se sientan varias horas al día, al igual que los adultos en el mundo laboral. Desarrollar buenos hábitos de postura y proteger el cuello y la columna comienzan en el aula.

El asiento ergonómico de los estudiantes apoya la salud de los estudiantes y las prácticas de postura positiva cuando se involucran con dispositivos tecnológicos o trabajan en el trabajo escolar.

Asientos activos proporciona una gama extra de movimiento para que los educadores puedan agregar un elemento de diversión a la experiencia en el aula.